domingo, 28 de marzo de 2010

No se puede quedar bien con Dios y con el diablo

¿Hasta qué punto puede uno abrirse de una situación?

Sos amig@ de un tipo y de una mina. El tipo tuvo una historia con la mina, jugó con ella, la hizo mierda, acabó con sus sueños y sus ilusiones, en una palabra le destruyó la vida. ¿Vos qué hacés?

Hay gente que, por desgracia, se caga olímpicamente en la amistad y en un caso como el que acabo de exponer, dicen entender a la mina pero le siguen chupando la pija al tipo (no literalmente sino en el sentido adulador, se entiende). Eso es una FORRADA, acá, en la China y en la Luna. O quedás bien con Dios, o quedás bien con el diablo.

Para mí una amistad es sagrada y si un tipo le caga la vida a una amiga mía, lo cago a palos. Lisa y llanamente. Yo no digo que otra gente deba sí o sí lo mismo, pero ¿cómo podés adular y seguir apoyando a alguien a sabiendas de que es un sorete? ¿cómo podés decir que una persona es un amor cuando sabés que le destruyó la vida a alguien que según vos es tu amiga? ¿es necesario ser tan chupaculos? ¿es necesario tener esa doble cara?

Hay situaciones en las que se pueden separar las cosas. Pero cuando el daño causado es de semejante magnitud, no. Para amigos así, mejor enemigos...

3 comentarios:

Burbuja dijo...

si, se a que te referis, por suerte mi mejor amiga y mi amigo siguen juntos y ninguno a cago al otro. pero entiendo, porque yo haria lo mismo que vos...
un besooo

Il Ex Troll dijo...

no juzgues o seras juzgada

La Tigresa Márquez dijo...

Ex troll, no confundas juzgar con decir la verdad. Las cosas como son, al pan pan y al vino vino, eso no es juzgar. Saludos