martes, 17 de agosto de 2010

Lo prometido es deuda

Como les dije en un anterior posteo, tenía pensado revivir esta vaina. Así que voy a empezar, contándoles qué fue de mi vida en todo este tiempo.

Colgué los zapatos de flamenco en abril, al menos temporalmente, y en mayo comencé clases de reggaeton. Es entretenido... cansa pero las clases son divertidas y además me encanta bailar reggaeton.

Conocí a mucha gente nueva. Entre esas personas, conocí a alguien que vale muchísimo artísticamente y también humanamente... es Jano Herrera. De él hablaré en el próximo post :)

Las heridas del pasado, aunque todavía están abiertas, están empezando a doler menos. Creo saber el motivo...

Y qué puedo decir, en todo este tiempo viví entre clases, eventos, ocupaciones y varias otras cosas.

En fin, en resumen esto fue todo... ahora espero no quedarme sin ideas para escribir, jejejeje...