lunes, 8 de diciembre de 2008

Los beneficios de estar en banda

Siendo las 5 de la matina y sin poder dormir, me puse a filosofar acerca de mi situación actual... o sea en banda. Sin novio, ni marido, ni amante, ni nada.

Para algunos puede resultar deprimente, pero la verdad es que tiene muchas ventajas.

Existe el mito de que los que estamos solos es porque somos unos aparatos que no atraemos a nadie. Y no es así. Las razones por las que uno puede estar solo son muchísimas. No haber encontrado la persona indicada, no haber encontrado a nadie que realmente te mueva el piso, no querer perder la libertad, estar demasiado enfocado en otras cosas (laburo, estudios, etc) y no tener tiempo para un noviazgo, o simplemente no ser correspondido.

Hay gente que dice "mejor mal acompañado que solo, porque por lo menos estás acompañado". Por favor, eso es una mierda. Si pensás así es porque te parece fantástico tener a alguien que nada más te hace sufrir, que no te deja salir con tus amigos/as, que te hace un drama de aquellos ante el menor problema, de quien tenés que aguantar los malos modales y su peor humor, a quien tenés que hacerle regalitos aunque estés en la quiebra, y que te encadena al teléfono para que esperes a ver a qué hora se le canta el culo llamarte, ¿no? Yo pasé por una relación así (y me considero una pelotuda por no haberle dado un patadón en el sisirisco cuando todavía estaba a tiempo), puedo decir por experiencia que eso es la peor mierda. Así me quedaron los nervios y así quedó mi salud mental.

Otros, ante un amor no correspondido deciden andar con otra persona para tratar olvidar. Otra mierda como la copa de un pino. A la larga termina siendo peor el remedio que la enfermedad. Ok, sufrís porque tu amor no te corresponde y por querer "mirar para adelante" te embarcás en una relación con una persona a la que no amás y a la que quizás no vayas a amar nunca. Eso para lo único que sirve es para hacerte infeliz y hacer infeliz al otro.

Seamos francos... estar con alguien tiene desventajas. ¿Cuáles son?

*Tenés que competir por su atención con sus amigos/as y con su programa favorito de televisión.
*Tenés que arreglarte aunque no tengas ganas.
*Perdés tu nombre. Pasás a ser "el novio o la novia de".
*Tus viejos insisten en que les presentes a ese individuo o individua que llama todo el tiempo y cuando lo hacés, o les cae mal y te hacen la vida de cuadritos, o les cae perfecto y se dedican a mostrarle las fotos más horribles de tu infancia.
*Tenés que ser amable con su amigo/a, ese/a que te cae como una patada en los huevos.
*Tenés que buscar formas de entretener a su hermanito (si tiene hermanito chiquito), que siempre los está espiando y después cuenta todo lo que ve.
*Vas a tener que pasar por más de una pelea hiriente y dolorosa.

Y hoy por hoy, la soltería tiene ventajas que es bueno tenerlas en cuenta:

*¡Sos libre! Todo tu tiempo es tuyo, podés salir con tus amigos/as sin inventarle excusas a nadie por no llegar a tiempo (a lo sumo a tus viejos si todavía vivís con ellos, jaja), ponerte la ropa que a vos te gusta sin romperte el coco buscando qué ponerte para impresionar a otro, tirarte tranqui a ver la tele o una peli sin estar mirando el reloj cada 2 minutos, irte de vacaciones sin tener que hacer llamadas y/o mandar mails o mensajitos de texto todos los santos días. ¡Sos dueño/a absoluto/a de tu tiempo y tu vida!
*Podés conocer a mucha gente. Cuando estás en pareja es casi imposible conocer gente nueva y ni hablar de salir con alguien o con varios otros más. Tenés que estar pegado/a como una garrapata y sobre todo si resulta que estás con un celoso/a compulsivo/a.
*Te divertís más. Imaginate que te toca un novio aburrido o una novia de esas que no quieren arrugarse el vestido ni despeinarse. No sería nada raro ir a un boluche y pasárselo sentada/o con la pareja en una mesa mientras los demás se divierten. O ir al cine y ver, en vez de la peli que querías, otra peli aburrida y espantosa que tu amorcito del alma quiso ver. O pasársela todo el finde en un sillón conversando con tus suegros. Jo...
*Ahorrás plata. Si... el amor sale caro en los tiempos que corren. Si sos hombre, por lo general tenés que pagar las cuentas. Si sos mujer, tenés que invertir un platal en ropa y cosméticos para estar atractiva. E independiente de si sos hombre o mujer, tenés que darle regalitos: que el cumple, que Navidad, que el Día de los Novios, que el cumplemes, que el aniversario... tenés que tener algún ahorro para salir o para quedarte y alquilar pelis. ¿Cuánto cuesta esto? Es todo un presupuesto. En cambio alguien que está solo se ahorra toda esa fortuna o la gasta en cosas para sí mismo.

Así que, con 2 cojones: ¡AGUANTE LA SOLTERÍA!

3 comentarios:

Marlboro-Man dijo...

¡Hola!

Bueno, ya te lo dije por Facebook, me parece muy bueno tu texto.

Ojalá que yo escribiera cosas así un sábado a las 5.34am.

A las 4 cansado de jugar al GTA me fui a dormir.

¡Besos!

synkro dijo...

Excelente post señorita!, lo bueno de estar solo es que no tenes que discutir con nadie sobre las dediciones que tomas, a menos que seas un esquizofrénico. Vas a donde se te canta el 5to forro de las pelotas (perdón por el vocablo). Creo que tener una relación no se busca, cae, se da, son esas cosas que tiene la química, disfruto mi relación tanto como disfrute era de soltería. Y si algún día la cosa no va mas, mis pies me llevaran a donde quiera ir. Igualmente coincido con vos, estar de novio es un gasto constante (no una inversión). Fuaaaa... escribí un montonaso.

Saludos

Palomero dijo...

Se nota que sos joven, porque lo más peligroso y plomo con una relación es algo que ni se pasó por la cabeza -lógico, porque como dije sos joven-: si tu novia/o tiene hijos, te tenés que comer el garrón de que te miren con bronca, les tenés que disculpar sus carascúlicas si no les comprás cosas, y encima te harán saber que nunca vas a llegar a ocupar el papel de verdadero padre/madre.