lunes, 11 de junio de 2007

Te quiero como quieres, me quieres como puedes, no quiero seguir queriendo así

No sé qué hacer con esto que tengo acá adentro del corazón.

El hombre en cuestión no acusa recibo y no sé cómo sentirme ante todo esto; por momentos lo siento muy cerca y por momentos siento que se aleja. Y esto último es cada vez peor.

Esta última vez sentí que volvió parte de la confianza que en algún momento hubo y que después, por alguna razón se perdió.

Pero tengo que ser muy sincera... no sé por cuánto tiempo más aguante así. Tampoco sé qué hacer para propiciar un acercamiento. Al mismo tiempo siento que sería capaz de todo.

Yo no sé cómo expresar por mí misma este sentimiento. A ver si Ricardo Arjona me ayuda un poquito:

Podría dibujar a 100 años luz
la mueca que pintas cuando llego.
Podría sobornar, clavarme una cruz,
con tal de inspirarte un hasta luego.
Podría caminar en el fuego...
Para que me quieras como quiero.

Podría transgredir las fuerzas de Dios,
podría no ser yo si se precisa.
Podría contradecir lo que diga mi voz,
podría ser el gato en tu cornisa.
Podría caminar en el fuego...
Para que me quieras como quiero.

Pero soy el cero en tu izquierda,
tu coartada,
tu fusible siempre en reserva,
no tengo nada.
Quiero ser el truco en tus trampas,
quitarme el miedo,
jugar tu juego,
hacer lo que no puedo...
Para que me quieras como quiero.

Podría soportar la calamidad
de ser el juguete de tu cuerpo.
Podría claudicar, perder mi libertad,
para que me quieras como espero.
Podría caminar en el fuego...
Para que me quieras como quiero.

Pero soy el cero en tu izquierda,
tu coartada,
tu fusible siempre en reserva,
no tengo nada.
Quiero ser el truco en tus trampas,
quitarme el miedo,
jugar tu juego,
hacer lo que no puedo...
Para que me quieras como quiero.

Te quiero como quieres,
me quieres como puedes,
no quiero seguir queriendo así...
Te quiero como quieres,
me quieres como puedes,
no quiero seguir queriendo así...
Para que me quieras como quiero.

Pero soy el cero en tu izquierda,
tu coartada,
tu fusible siempre en reserva,
no tengo nada.
Quiero ser el truco en tus trampas,
quitarme el miedo,
jugar tu juego,
hacer lo que no puedo...
Para que me quieras como quiero.

Te quiero como quieres,
me quieres como puedes,
no quiero seguir queriendo así...
Te quiero como quieres,
me quieres como puedes,
no quiero seguir queriendo así...

5 comentarios:

Kukilin dijo...

Cuando no sepas que hacer, no hagas nada, y no permitas nunca el juego del gato y el ratón; Sé plato siempre de primera mesa.
Besotes..

alx dijo...

Supongo que el consejo que te da kukilin sería el mejor consejo... pero también ser por experiencia que no siempre es fácil tomarlo... u.u
Yo pienso así y actúo asi... con todo el mundo... menos, con Esa persona... esa persona que te puede... esa persona que ya abrió muchas veces la herida... y pareciera que tiene pase libre para hacerlo cuando quiere...

"Podría transgredir las fuerzas de Dios,
podría no ser yo si se precisa.
Podría contradecir lo que diga mi voz,
podría ser el gato en tu cornisa.
Podría caminar en el fuego...
Para que me quieras como quiero."

ChuLian! dijo...

no estes mal... peor debe estar él, mira la joyita que se está perdiendo.

no sabes como deseo que alguien alguna vez me diga o sienta eso por mi. no para hacerla cajeta a la srta en cuestion, sino para.. un poco de calor humano, viste?

la verdad que leo eso y me dan ganas de salir corriendo, darte un abrazo y recordarte que ningun hombre merece tus lagrimas (tengo tres hermanas mujeres, sabé entender...)


que no decaiga tigresa!
de ultima trompealo y que se curta.
que andes bien.

-alx- dijo...

"la experiencia es el shampoo que te dan cuando ya quedaste pelado"... si uno supiera esas cosas desde antes, seguramente reaccionaria diferente muchas veces... pero es cierto que hay cosas que no se pueden manejar fácilmente... =/
Espero que puedas superarlo... espero que logres sentirte bien.

Besos

STAR dijo...

Hola Tigresa, coincido plenamente con lo que dice chulian, aunque yo dudaría que "el" se sienta peor que vos. Y sí, sos una joyita y de las más preciosas. La experiencia, siempre es relativa y de última uno tiene que vivir la suya propia, no hay consejo que nos haga torcer lo que nos proponemos. Ojalá tengas suerte y la vida te dé esa sorpresa que esperás, y si nó vas a poder superarlo.

Hermosa, siempre habrá alguien esperado tu sonrisa y esos destellos verdes qe desprenden tus ojos.