sábado, 17 de noviembre de 2007

Hasta cuándo...

Ya tengo las bolas al plato de que mi viejo me quiera llevar cada vez que tengo un evento o algo así (ejemplo, esta noche al recital de Martín Pastor).

Por favor, cuándo mierda va a entender que ya tengo 24 años, me da vergüenza, ya no soy una nena que necesita que los papis la lleven y traigan de todos lados, YA SOY GRANDE, CARAJO!!!

Más patético todavía me parece lo que hace mi vieja, que cuando comenté en casa que hoy era el recital, me salió con la pelotudez de ¿los papis podemos ir? Uno de estos días me va a agarrar de mal humor y le voy a soltar un ¡¡NO!! que se va a escuchar hasta Mercedes, más o menos. ¿Cuándo va a entender ella que yo a esos eventos ni en pedo voy con la familia (porque se sobreentiende que yo ahí voy a "portarme mal", o sea a hacer cosas que ni a palos puedo hacer delante de la familia, a ser yo misma, en otras palabras, ya que con la familia estoy obligada a guardar la compostura todo el tiempo ya que si hago algo que a ellos no les parece me tengo que bancar una rompedera de pelotas que a veces se hace intolerable) y que ya estoy grande para ir con mami y papi a todos lados?

¿Quién mierda entiende a los padres? Se empeñan en tratarnos como bebés y después se quejan de que no crecemos o de que no nos independizamos. No entiendo cómo quieren que crezcamos o nos independicemos si no nos tratan como lo que ya somos: grandes.

Ahora que lo pienso qué lindo sería tener un hermanito menor... así de última le estaban encima a él/ella y me dejaban a mí hacer mi vida ahora que ya soy una persona adulta y no necesito de papi y mami para salir.

Pero no lo tengo y ya es tarde... bah, salvo que se les ocurra adoptar, pero si no lo hicieron antes, menos lo van a hacer ahora...

1 comentario:

Chulian dijo...

Empezar a laburar es una buena opción para que te dejen de romper las bolas.