miércoles, 4 de julio de 2007

¿Te acordás? (Hoy: Y2K)

Miércoles. Y hoy se inaugura una nueva sección en este blog, que consiste en hablar ya sea de programas de televisión, cantantes, productos, acontecimientos y demás cosas que alguna vez hicieron furor (o acapararon toda la atención) y hoy quedaron en el recuerdo o finalmente, después de tanto aspaviento, pasaron sin pena ni gloria.

Hoy voy a hablar del archiconocido y recordado Y2K. ¿Se acuerdan? Fue lo más parecido al Apocalipsis, pero informático.

Por entonces corría el rumor las computadoras podían fallar con la llegada del 2000 y si no se hacía algo a tiempo, un solo equipo con el error sería capaz de afectar innumerable cantidad de servicios. Supuestamente el problema estaba en que para algunas computadoras, los dígitos 00 son 1900 y no 2000, por lo que entregarán valores absurdos al utilizar fechas. En el mismo sentido al realizar cálculos: como 2000-1997 en realidad hace 00-97, lo que entrega es un resultado de -97, totalmente inconsistente para cualquier tipo de operaciones.
Se dijo también que los bancos colapsarían, los aviones se caerían en pleno vuelo, los misiles se dispararían solos, y varios de los electrodomésticos nos atacarían (por Dios, alguien se creyó eso?)

Para solucionar el problema, cada país necesitaba de técnicos especializados, programas sofisticados y millones de dólares. Según los cálculos, el Y2K le costó al mundo unos 600.000 millones de dólares.

Aquel 31 de diciembre a la noche, mientras todos brindábamos, había miles de expertos trabajando en el tema. Al final hubo algunos errores informáticos, pero nada grave: en Costa Rica, más de mil teléfonos que funcionaban con tarjetas chip dejaron de andar, un videoclub de Nueva York le reclamó a un cliente una deuda de 90 mil dólares por devolver con cien años de atraso la película alquilada (insólito!!), en Estocolmo los relojes computarizados de los taxis marcaron cifras inferiores a lo consumido, y en París un vendedor de artesanías fue magnate por algunas horas ya que su cuenta bancaria aumentó en cien millones de francos.

En síntesis, por culpa del Y2K se gastó un montón de plata al pedo, no hubo ningún Apocalipsis y el mundo siguió su curso normalmente, aunque con 600.000 millones de dólares menos...

Yo personalmente fui de las tantas personas que se cagaron de miedo, hasta tuve una pesadilla: soñé que se despanzurraba el sistema operativo de mi computadora... recuerdo que para prevenir el supuesto problema nos habían sugerido que nos pasáramos a Windows 98 (teníamos el 95 por aquel entonces). Y al final no paso nada.


1 comentario:

Chulian dijo...

es cierto! es otro robo a mano armada... como el que me hicieron con el reproductor de mp3(me lo chorearon)
el otro robo tambien, bah, no robo... sino el momento "al borde de la crisis mundial" es el de la gripe aviar...
mis saludos, srta.
exitos con el examen karatekistico !