miércoles, 1 de agosto de 2007

¿Te acordás? (Hoy: Spinetto Shopping)

Miércoles... día de nuestra querida y nostálgica sección ¿Te acordás? Hoy voy a hablar del shopping Spinetto, el cual supo ser un gran centro comercial allá por los '80s.

Tuvo su origen en 1894, año en el que David Spinetto fundó el Mercado Ciudad de Buenos Aires, conocido popularmente como Mercado Spinetto. Lo construyeron sobre el jardín privado de propiedad familiar y ocupaba la manzana delimitada por las calles Alsina, Moreno, Pichincha y Matheu.

En sus comienzos, funcionó como mercado mayorista. Allí llegaban las carretas de las quintas de los suburbios con frutas y verduras. Los puesteros vivían en el mercado y los abastecedores alquilaban las piezas del primer piso, donde a veces pernoctaban. En 1918 se construyó el anexo de Alsina 2440, con frente a Matheu y Moreno.

En 1986, El Hogar Obrero se encargó de la remodelación del viejo edificio. Con esto, surgió un nuevo centro comercial, que se llamó shopping Spinetto, con locales y supermercado.

A principios de los '90s el shopping cerró y en su lugar quedó un supermercado Sumo. Pero pocos años después, el shopping se reinauguró.

Actualmente el shopping todavía funciona, pero no vale la pena pasar por allí. Quedó reducido a un triste centro comercial que no ocupa ni la cuarta parte de lo que en su momento ocupó, mas un supermercado Coto al que se accede desde el interior del shopping.

Yo personalmente tengo muchísimos recuerdos de ese shopping. Con mi familia íbamos todos los domingos a hacer las compras para la semana en el supermercado y a veces íbamos a comer allí, al patio de comidas, y yo jugaba en los juegos que había en la planta baja, a metros del supermercado. Y algunos de los peluches que hoy forman parte de una gran colección que tengo en mi cuarto, fueron comprados ahí por mi padre, quien me los regaló.

La última vez que visité el Spinetto antes de su decadencia actual, fue allá por finales de 1993, con mis tíos y primos, el día en que mis tíos participaron en un espectáculo de teatro junto con los padres de los compañeritos de mi primo Nicolás que ese año egresaba del preescolar (cómo pasa el tiempo!!! Ahora mi primo tiene 19 años, quién lo diría!!); a la mañana fue aquella obrita y al mediodía fui con ellos a comer al patio de comidas del Spinetto y a pasear un rato.

Descubrí la decadencia del shopping unos 10 años después. Una tarde de verano, que yo estaba más al pedo que bocina de avión, salí a caminar y me fui hasta el shopping. Fue terriblemente triste. Grande por fuera, chiquito por dentro, locales cerrados que parecía que no se iban a usar más, locales abiertos pero poco concurridos, puestitos de artesanos... en fin.

Ando con ganas de volver a pasar por ahí. Pero mejor en el verano, alguna tarde de esas en las que esté tan al pedo como aquella vez que fui y me encontré con lo que quedó de aquel shopping que visitaba en mi tierna infancia.

Si es que se puede decir que quedó algo... si algún día vuelvo espero que se hayan puesto media pila!!

1 comentario:

salmon ensabinado dijo...

El otro dia vi en la tele que estaban tirando a bajo muchos edificios antiguos de buenos aires... maldito capitalismo!!!
saludos